Distancias entre la pornografía y la sexualidad real

Aquí os dejo un divertido video explicativo de las diferencias entre el porno  la sexualidad real.

Siempre que se habla sobre la pornografía, entre las mujeres surge una frustración. A parte de ser un género enfocado casi al 100% para los hombres, suele mostrar una irrealidad de la sexualidad femenina que a muchas mujeres enfada o incómoda.

La sexualidad femenina funciona de maneras muy diferentes a las que la pornografía refleja, esto no sería un problema tan grave si tuviésemos una educación sexual de calidad y accesible en la sociedad, pero en una sociedad llena de tabúes, falsos puritanismos e hipocresías, el porno se transforma en la principal herramienta educativa sexual para un alto porcentaje de personas, lo que acaba transformando la experiencia sexual en base a una ficción.

La pornografía genérica tiene un elemento de fantasía sexual masculina, en la que se idealizan unos aspectos, se obvian otros y se magnifican unos cuantos más, lo cual distorsiona la realidad de la sexualidad. Yo personalmente no estoy en contra de la pornografía si se entiende como una fantasía sexual, una ficción igual que ocurre en los sueños eróticos. Pero el porno en nuestra sociedad ocupa un rol central en la educación sexual, estamos saturados de pornografía en las redes y medios de comunicación, mientras eliminamos la educación sexual de las escuelas etc. El resultado es que la gente acude al porno para educarse sexualmente y surgen toda clase de mitos, falsedades e incoherencias. Como sociedad nos escandaliza que se traten ciertos temas en las escuelas pero nos parece genial que la gente absorba a través de la publicidad y las redes toda clase de pornografía que muestra una imagen distorsionada de nuestra sexualidad.

Ante esto, tanto hombres como mujeres se ven frustrados en sus relaciones sexuales y las mujeres sufren fuertes complejos acerca de su sexualidad, al ver que no encajan en ese ideal de fantasía mainstream que se ha forjado a hierro en nuestro entorno.

Creo que si tratásemos la sexualidad con más respeto y naturalidad en nuestra sociedad tendríamos mucha menos pornografía y sobre todo, esta dejaría de ejercer un rol tan dañino en nuestra sexualidad.

Cada expresión sexual es única, y debería ser un campo donde poder expresarnos a nosotros mismos y descubrir al otro, pero al tomar la pornografía como referencia intentamos adaptar nuestra expresión a una irrealidad que aparte de ser inalcanzable no tiene ningún sentido que lo sea.

 

Zoe García

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s